“Hermana mía mi amor”…Un crimen al que da miedo asomarse

Image

No hay nada mejor que estar leyendo una novela que consigue perturbarte. Esa sensación de no querer que acabe, de no poder dejar de leer. Me ha ocurrido con Hermana Mía, mi amor de Joyce Carol Oates. Ya me pareció extraordinaria, “La hija del sepulturero” y aunque soy de los que creo que las escritoras, en general, son mucho peores que los escritores, reconozco que hay algunas excepciones: Oates, Highsmith o Munro, de las últimas que he leído (todavía no he encontrado ninguna española. Si acaso, un poco Carmen Martín Gaite, pero no es comparable la calidad, en mi opinión) Oates es un genio y esta novela una sacudida en las tripas. Intrigante, emocionante y descorazonadora. Todo en ella es turbador.

No voy a destripar el argumento. No es el objetivo de este blog. Yo sólo sugiero novelas. Destrozo otras y dejo al criterio del que lo lea qué hacer con esa información. Sí diré que la novela arranca con un grito y que todavía no logro quitarme los personajes de la cabeza.

Jon Benet Ramsey, Miss Princesita del Hielo de Nueva Jersey,  patinadora en concursos locales y su hermano Skyller. Con el que resulta complicado no sentirse identificado. Unos padres tan vacíos y superficiales como la mayoría de la gente que conozco. Preocupados del dinero, la fama y la apariencia y un crimen truculento. Absolutamente predecible, pero no por eso menos inquietante.

La novela es inquietante por muchos motivos. En la misma situación que Skyller, su protagonista y narrador, creo que me resultaría sencillo dejarme arrastrar por ese resentimiento fraternal  ante tanto esplendor impostado. No deja de ser un tío normal y defectuoso, como todos, mortificado por una ausencia total de protagonismo familiar.

Pero es que además, la novela contiene frases y momentos inolvidables. Párrafos enteros que te dejan sin aliento y te obligan a releerlos para asimilar su perfección.

Para definirla más certeramente diré que esta novela es justo lo contrario a, por ejemplo “Tiempo entre Costuras” (Sí, me arrepiento de haber perdido el tiempo con  la “novela” de María Dueñas. Un refrito “sentimentaloide” y predecible, escrito por una alumna de colegio de monjas un poco salida, pero no lo suficiente para mancharse con la realidad de la vida, llena de tópicos y plana como el suelo de mi casa).

“Hermana mía, mi amor” es un relato casi de diez.Para ser redondo creo que le falta algo de claridad en el tercio final.Todos sus capítulos te envuelven en una mezcla de intriga turbadora y terminas entendiendo que la víctima es el reflejo de una sociedad enferma, que no puede salir indemne de sus actos. Lo que ocurre, o lo que suponemos que ocurre, es violento y turbador y al mismo tiempo, predecible.

Así que termino con una frase que me parece que resume el espíritu de la novela.

¿Y cuál es el día más feliz e tu vida, Skiller?
Todavía lo estoy esperando

Pura literatura, Nada que añadir

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s